top of page

Bonilla asumiría gobernación “si hay motivo para hacerlo”

Actualizado: 7 ene 2023

Candidato a la vicegobernación sostiene que “se puede hacer mucho” desde el cargo al que aspira. “Se replantearán las designaciones en gerencias y direcciones”, señala, a la vez que lamenta el nombramiento de Jesica Navas en Padre Abad y su marido Wilber Trujillano en Dircetur, pues en el pasado “no hicieron nada” por el turismo. Apunta su artillería contra Evelyn de la Peña, quien por hacer uso de los espacios de la sede del Gore Ucayali estaría “incurriendo en un ilícito de orden penal”.


Escribe: Hugo Enrique Alejos

Bonilla dice que ser vicegobernador “no le quita el sueño”. | Foto: Santiago Romaní


“Todos menos Javier Bonilla”, es lo que dice entre los suyos el gobernador Manuel Gambini Rupay. Así lo sostiene el consejero regional por “Todos somos Ucayali”, Javier Bonilla Pomachari, actual candidato a la vicegobernación, quien conversó con La Voz Ucayalina (LVU), a tan sólo dos horas de producirse la sesión extraordinaria del Consejo Regional que busca elegir entre sus miembros al acompañante de Gambini en el mando de la región Ucayali.


Bonilla dice postular por un “consenso” al interior de su partido y que en estricta disciplina de ello, no declina la misma. En ese sentido, su contendiente el consejero Pruhl del Pinho dice que “Bonilla está encaminado mal” pues, la postulación es una decisión personal y “quien te postula es otro consejero, no tu partido”. Sin embargo, Bonilla dice que esto no representa intromisión de la “Cocona” en el Consejo. Asimismo, Bonilla reconoce la investigación que se le sigue por falsedad genérica, dice que ya declaró ante el Ministerio Público.

“Nunca he salido en fotos con el gobernante de turno”, sostuvo en entrevista con LVU. | LVU


El fundador de la “Cocona”, dice que acompañará a Gambini en aras de la gobernabilidad, sin dejar de lado su personalidad asociada a la fiscalización. Bonilla reconoce haber sido muy crítico con quien hoy pretende acompañar en el cargo, “todos cambiamos”, dice y hace referencia al contraste entre el primer y el segundo gobierno de Alan García. Además, dice que su fiscalización siempre fue del plano funcional de las personas, no el personal. En ese sentido recuerda con recelo el episodio en que el pseudocomunicador Marcelino Segobia Puycan “Chichipa del Perú”, lo atacó a golpes en vivo en un set privado de televisión. “Me dijeron que eso era de parte de Luis Briceño”, señala.

Gambini en sus horas más oscuras, a minutos de iniciarse una elección decisiva. | Foto: Santiago Romaní


Entre las acciones que Bonilla emprendería de llegar al cargo, resalta que “se replantearían las designaciones en cargos gerenciales y direcciones que han sido mal hechas”, asimismo, pide no dejar de lado a instituciones como la Cámara de Comercio de Ucayali. En la misma línea, Bonilla alzó su voz para lamentar algunos nombramientos hechos por Gambini Rupay, entre ellos, el de Jessica Navas en la Gerencia Territorial de Padre Abad y su marido Wilber Trujillano en la Dirección Regional de Turismo y Comercio Exterior (Dircetur), “si yo fuera el gobernador no haría esas designaciones, (…) de verdad lamento mucho estos nombramientos”.

“Hay que darle el beneficio de la duda”, dice Bonilla. | Foto: Santiago Romaní


Finalmente, Bonilla dice tener apoyo para llegar a los siete votos requeridos. Sobre Gambini resalta que “hay que darle el beneficio de la duda”, no obstante, critica el espacio que asume la tachada Evelyn de la Peña, pues luego de la Comisión de Transferencia, no tiene ningún cargo que le permita ser fiscalizada y aún así, hace uso de los espacios de la sede central. Para el “coconero” esto podría valerle una denuncia, pues estaría “incurriendo en un ilícito de orden penal”, opina.

Consejo tiene en sus manos trascendental decisión. | Foto: Santiago Romaní


Al ser consultado sobre su contendiente, el investigado por organización criminal por la Fiscalía Anticorrupción y detenido en 2021 recibiendo una coima, consejero Alberto Panduro Valdivia, Bonilla le baja el tono a la fiscalización y dice que se reserva una opinión al respecto. Esta mañana, trascendió la versión de que este consejero ya habría maniobrado bajo la mesa el endose de sus votos a Bonilla, “porque más vale viejo conocido”. Ello en componenda, evidentemente malintencionada, entre algunos consejeros, entre ellos el correligionario Leonardo Mallqui, a quien un comunicado que ha sido desvirtuado y considerado “apócrifo”, le han “jalado las orejas”. Bonilla niega toda componenda y dice que ser vicegobernador “no le quita el sueño”.

Comentarios


bottom of page