top of page

Caos y desabastecimiento en Pucallpa tras represión a balazos en Huipoca

La noche de hoy se evidenció que Ucayali sufre de un grave desabastecimiento de víveres y combustible. El fin de semana once heridos, cinco de ellos manifestantes baleados, pusieron los ánimos de cabeza en Padre Abad, mientras en Pucallpa, “bien gracias”. Legisladores verán hoy nuevamente el adelanto de elecciones. La Voz Ucayalina estuvo en el lugar de los hechos.


Escribe: Hugo Enrique Alejos

Enfermos cruzaron a pie durante paro en Huipoca. | Foto: Hugo Alejos


El enfrentamiento de la noche del sábado en el distrito de Huipoca, en la provincia de Padre Abad va dejando por saldo cinco manifestantes heridos de bala y seis policías lastimados por piedras. Sin embargo, a pesar de la larga batalla y el ambiente tenso reinantes en la zona, que incluye agresión a un periodista de la zona (Ucayali Noticias), mientras transmitía en vivo, el sector permanece bajo control de los vecinos en piquetes que empiezan con contundencia a la altura de San Pedro de Chio, continúan hasta el puente Huipoca y el sector Guacamayo y luego en Pampa Yurac en Aguaytía.

Puente Aguaytía permanece lleno de vehículos. | Foto: Hugo Alejos


Javier Encarnación Ramos (24), herido en el muslo; N.J.C (17), herido de entrada y salida; ambos en recuperándose en el Hospital Amazónico de Yarinacocha (HAY). José Luis Rojas Herrera (23), herido de bala en el glúteo y Rafael Galindo Aguirre (57), herido de bala en cabeza y boca, ambos dados de alta del hospital de Aguaytía. También resultó herido Joel Junior Jesús Carhuamaca (26), sin embargo, fue atendido en el centro de salud de Huipoca.

Balas de Ak47 usadas por la PNP en contra de los manifestantes. | Foto: Hugo Alejos


Por el lado de la Policía Nacional resultaron afectados el SO2 PNP Daniel Kenyi Zegarra Hurtado, el SO3 PNP Kilmer Díaz Sánchez, SO3 PNP Kevin del Águila Vela, SO3 PNP David Camallanqui Alboque y el PNP SO3 Neysser Carrillo Silva. Todos fueron tratados en Aguaytia y el día de ayer trasladados en helicóptero hacia la ciudad de Pucallpa, luego de la llegada de una delegación encabezada por la jefa de la Defensoria del Pueblo en Ucayali, Susana Huaman.

Charco de sangre de Rafael Galindo. Herido en la puerta de su casa. | Foto: Hugo Alejos


Un poblador sostuvo ante Huaman que la noche del sábado se encontraba orando en su casa con su hijo menor, cuando policías de Aguaytia ingresaron, buscando a manifestantes que huían e hicieron disparos de armas tipo “ak47”. Su hijo fue alcanzado por una y tuvo que ser trasladado a emergencias, sin haber tenido nada que ver en la protesta. “Lo único que les queremos pedir es que liberen el pase dos horas al día por un tema humanitario, (…), no nos hagamos más daño, no es necesario llegar a la violencia”, señaló Huaman.

Pase por Aguaytía se da en medio de tensa calma. | Foto: Hugo Alejos


Luego de ello, la comitiva anunció una tregua hasta el martes, ello fue comunicado a la Policía, quienes debían sólo pasar y regresar a Pucallpa, no obstante, la situación quedó en stand by, tras una serie de llamadas entre el jefe de la región policial, coronel PNP Iván Alarcón Tapia, y el general PNP Enrique Goicochea, los rostros desencajados daban cuenta que la situación no iba a mejorar. “No hay un solo dirigente”, se le escuchó decir al coronel, sobre la tensa situación en Huipoca.

Policías heridos son trasladados a Pucallpa. | Foto: Hugo Alejos


Ayer domingo en la noche, manifestantes permitieron el pase por unas horas de los camiones y buses, luego restringieron y decenas de camiones aún no pueden llegar. Esta mañana el gerente zonal de PetroPerú envió un comunicado que anunciaba que “siguen los bloqueos en la carretera, principalmente en las zonas de Previsto, Aguaytía y Huipoca. Los manifestantes toman fuertes represalias en contra de los conductores, teniendo siniestradas ya algunas de las unidades que trasladan combustible hacia Planta Pucallpa”.

Huipoca se ha convertido en el centro de la protesta en la región Ucayali. | Foto: Hugo Alejos


Esta noche decenas de grifos cerraron la atención y otros tantos muestran largas colas para venta, además, se anunció un plantón a las 6:00 a. m, en los exteriores de la planta de Pucallpa. Los supermercados también lucen vacíos, y aunque esta situación se anunció hace más de una semana, hoy recién se empiezan a sentir sus efectos. La dirigencia en Pucallpa eta dividida, sin embargo, los excesos cometidos en la periferia en contra de la población podrían exacerbar los ánimos en un paro que parece nunca acabar.


Al cierre de esta nota son cerca de 60 los tráileres que están varados en Huipoca, algunos han pasado durante la lluvia. Mañana la situación no pinta bien para Ucayali.

留言


bottom of page