top of page

Indígenas divididos por la copa “Ochosur”

Dirigente Jorge Soria le “paró el macho” a siniestro representante de Ochosur, Ulises Saldaña, durante inauguración de la Copa Indígena 2023. Acusan a dirigencia de San Francisco y Santa Clara de Uchunya de “venderse” a cuestionada empresa, señalada en distintos informes como “deforestadora” de los bosques amazónicos en favor del cultivo de palma aceitera. Feconau, ORAU y Aidesep, respaldan medida.


Escribe: Hugo Enrique Alejos

Shipibo Jorge Soria le canta sus verdades a Ulises Saldaña de Ochosur. | Composición: Santiago Romaní


El último sábado por la mañana durante la inauguración del campeonato de fulbito Copa Indígena 2023, el líder shipibo Jorge Soria -jefe del aclamado Comando Matico y exdirigente de Feconau- interrumpió la intervención del exalcalde de Coronel Portillo y hoy gerente de relaciones comunitarias de Ochosur, Ulises Saldaña, señalado en el pasado de haber negociado con la dirigencia de la comunidad Santa Clara de Uchunya la entrega de distintas dádivas a fin de “congraciarse” con la que es, sin duda, una piedra en el zapato en el camino a ser la “empresa modelo”.


Al son de “Ulises Saldaña, el pueblo te repudia”, Soria se llevó la atención de los participantes y comunicadores, muchos de los que han replicado el video en distintas redes sociales. El gerente, vinculado a una estrategia de entrega de regalos, y también padrino de los equipos de -¡cómo no!- Santa Clara de Uchunya, Shambo Porvenir y San Francisco, atinó a cerrar su discurso luego que el moderador instara al orden y los efectivos de Seguridad del Estado asignados a la protección del congresista Elvis Vergara se aprestaran a intervenir.


Inspección de Jorge Soria -entonces dirigente de Feconau-, PNP y Fiscalía, en territorio de Santa Clara de Uchunya deforestado. | LVU


Soria dice que pudo ser peor. “Lizardo Cauper, actual presidente de Coshicox (Consejo Shipibo Conibo Xetebo), es también representante del Comando de Lucha de los Pueblos Indígenas, y a su vez director deportivo de la Copa, es el encargado de buscar a los ‘sponsors’”, sostiene el líder shipibo en comunicación con La Voz Ucayalina (LVU). Su crítica apunta a la responsabilidad de Cauper en permitir que Ochosur -a través del “Antonov” Saldaña- tenga injerencia en las finanzas de la Copa. “No pueden venderse por una pelota. A mi no me van a contar. Ochosur ha deforestado bosques primarios, coludidos con los dirigentes de la zona y el gobierno regional. Hoy han agarrado una comunidad más grande: San Francisco”, apunta.


“Lo que hacen es agarrar a los líderes, en este caso a Marangoni Urquia Huayta, cuando vino el gerente de Estados Unidos, ha anunciado una inversión de ocho millones en la comunidad, y la gente, con muchas necesidades, le sigue el juego. Eso es manipular y dividir a la comunidad, aducen que van a invertir bastante. Hace 15 días Ulises Saldaña ha dicho que van a ayudar a sembrar yuca. Ahora pagaron la inscripción, han dado pelotas y han estado dando plata al jefe y a otros líderes de la comunidad, también está pagando un espacio en radio Stereo 100”, reclama Soria, indignado.

Inauguración de Copa Indígena 2023 no será olvidada por Saldaña. | Video: Redes


Según su versión, su protesta cuenta con el respaldo de Graciela Reátegui de Feconau, Berlín Diques de ORAU, y Miguel Guimaraes de Aidesep, todas importantes organizaciones de representación de los pueblos indígenas del Perú. Además, sostiene, que si bien en San Francisco no se realizaría cultivo de palma aceitera, conquistar la voluntad y gracia de sus vecinos, es un “soporte político” de consideración, frente a la alicaída imagen de la empresa Ochosur, acusada de apropiarse mediante engaños y trucos de cerca de 7 mil hectáreas y deforestar otras 13 mil. El 12 de diciembre de 2017, Carlos Hoyos -hoy exdirigente de Santa Clara de Uchunya- denunció a la prefectura que en una inspección acompañados de representantes de IDL, la comitiva fue recibida “a balazos”.


En 2017 también, un juzgado ordenó paralizar el desbosque por parte de Ochosur, en 2018 hombres armados se habrían presentado en casa de dos ancianos y preguntado por los líderes de la comunidad, a quienes buscaban “dispuestos a matar”, según publicó el portal internacional Mongabay. “Lo que buscan es soporte político, no pueden venir a Tushmo y pretender que los que sabemos la realidad nos hagamos de la vista gorda”, finaliza Soria. También dice que gracias a esta acción de protesta -que le vale admiradores y detractores-, jóvenes shipibos de San Francisco se han adherido a su reclamo en contra de la empresa vinculada al magnate checo-estadounidense Dennis Melka.

Carta de Coshicox -de Lizardo Cauper- deslindando y señalando que la invitación a la empresa palmícola fue un “error”. | LVU


Por su parte, al cierre de esta nota, Lizardo Cauper, a través de Coshicox, emitió un comunicado deslindando del “error” cometido por los organizadores del evento al invitar a Ochosur. Tampoco reconocen haber realizado alguna acción de las que evidencian extrema cercanía de la empresa y la comunidad. Y finalmente, por el contrario, sostienen que continuarán “luchando por el medio ambiente y los derechos indígenas”. Respecto de Ulises Saldaña, este medio digital conoce su intención de silenciar el trabajo de dar voz a las comunidades y poner en el partidor la información, para debate público.

bottom of page