top of page

Muy pocos pagamos mucho

Está claro que de nada sirve tener más dinero si es que no existe un Estado capaz de invertirlo eficientemente, partiendo de tener mayor institucionalidad y funcionarios preparados.


Analistas que no saben del tema y otros que parece que saben del tema se han aventurado a decir que en Perú se pagan pocos impuestos y que deberían incrementarse. Nada más falso. En 2022, si bien el Estado peruano tuvo una presión tributaria de 16.8%, menor al promedio de la región, esto se debió principalmente a que vivimos en un contexto de informalidad que llega al 76%.

¿Es necesario en este momento impulsar una mayor presión tributaria? La Asociación de Contribuyentes plantea que el problema de la recaudación tributaria no se soluciona con aumentos en las tasas impositivas, sino con una mayor base tributaria, menos impuestos a la clase media, y la simplificación del sistema formal de trabajo y tributos.

Un estudio del Banco Central de Reserva del Perú (BCRP) del 2018 concluyó que aumentar los impuestos tiene un impacto negativo y significativo en el PBI real. Por otro lado, indicó que reducir los impuestos puede tener un efecto positivo en la actividad económica, pero que no es suficiente para compensar la pérdida inicial de recaudación. Así, subir impuestos no es inteligente, pero reducirlos solo sirve si luego se amplía la base de contribuyentes. Y para eso se requiere hacer más atractiva la formalidad y darles a los contribuyentes servicios públicos de calidad que los motiven a pagar impuestos.



Fuente: MEF


¿La minería debería pagar más impuestos? Tampoco es adecuado. El Fondo Monetario Internacional (FMI) estimó que la carga fiscal de un proyecto minero representativo en el Perú asciende a 41,7% y destacó que el régimen fiscal minero es progresivo y competitivo. De hecho, la minería peruana paga más impuestos que en países como Chile o Australia.

El régimen tributario minero actual aplica mayores tasas a medida que se incrementan las ganancias operativas de las empresas del sector, por lo que permite aprovechar los períodos de altos precios de los metales sin penalizarlo demasiado en épocas de precios bajos. Además, el informe del FMI sugirió que es más efectivo aumentar los ingresos del Estado a través de la puesta en marcha de nuevos proyectos mineros y enfatizó la importancia de mantener la producción de las operaciones mineras existentes.

Las cifras evidencia que los contribuyentes ya pagan bastante y que existe un enorme ingreso para el Estado, pero este no gestiona bien el dinero para el cierre de brechas y atención de deudas sociales. En los últimos 4 años el Estado no ejecutó más de 119 mil millones de soles por falta de gestión y eficiencia de gasto. En conclusión, está claro que de nada sirve tener más dinero si es que no existe un Estado capaz de invertirlo eficientemente, partiendo de tener mayor institucionalidad y funcionarios preparados.

*Realizado por la Asociación de Contribuyentes del Perú y publicado originalmente en el diario Perú21.

Comentarios


bottom of page