top of page

Nueva normativa para repartidores delivery: ¿Hay un real beneficio?

Propuesta aprobada en la Comisión de Trabajo "desconoce la realidad del sector y de aprobarse podría generar que algunas plataformas se vayan o que se reduzca las operaciones digitales, generando reducción de ingresos para muchos". Hasta el 2022, habían 46 000 repartidores en todo el Perú.


Existe otro proyecto de ley que reconoce la independencia de los repartidores conductores, y les otorga protección social, aunque no sean trabajadores. (Imagen: VIGILANTE.PE)

En la Comisión de Trabajo del Congreso se aprobó un dictamen “en mayoría” que busca incorporar a todos los repartidores y conductores en la planilla de las plataformas que brindan servicios por aplicativo. Dicha normativa, contenida en el proyecto de ley presentado por la congresista Susel Paredes, plantea que trabajen en empresas con aplicativos tengan beneficios como seguro de salud, pensiones y contratos establecidos donde se consideren las 8 horas de trabajo, así como otras obligaciones. Un dato relevante es que hasta el 2022, habían 46.000 personas trabajan como repartidores, es decir, alrededor el 1,1% de la Población Económicamente Activa, según el INEI.


El fundamento del dictamen promovido “en mayoría” es que todos los repartidores tienen una relación laboral con la o las plataformas en las que operan, por lo que se hacen acreedores de los beneficios que brinda una planilla. Sin embargo, no hay un conocimiento claro del funcionamiento del sistema de las plataformas de reparto. En ese sentido, hay que saber que aplicativos como Rappi, PedidosYa, Uber Eats y otros, son plataformas de tecnología con funcionamientos independientes.


El gerente de asuntos legales de la Cámara de Comercio Exterior (COMEX), Jaime Dupuy, explica que “este dictamen desconoce la realidad del sector y de aprobarse podría generar que algunas plataformas se vayan, o que se reduzca las operaciones digitales, generando reducción de fuente de ingresos para muchos”. “Hay que pensar qué va a beneficiar más a los repartidores y conductores. Es un difícil pensar en un régimen aplicable a todas las plataformas, porque no existe un solo modelo. Es un error pensar en un régimen para ellas”, comenta.


La economía digital es un gran generador de trabajo independiente. En este modelo no existe subordinación, el repartidor o conductor decide cuándo, a qué hora y con qué aplicativo trabajar. No debe cumplir un número mínimo de horas ni tienen que estar exclusivamente con alguna aplicación de servicio. En muchos casos, las plataformas ayudan a los independientes a obtener ingresos adicionales a sus trabajos fijos. Así, las plataformas digitales juegan un rol muy importante en términos de generación de ingresos, recaudación, productividad.


“El reto del sector es encontrar un modelo que permita a estos independientes contar con protección social. Esta es también una preocupación para los Gobiernos. En el Perú, un Grupo de Trabajo del propio Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo llegó a la misma conclusión en 2019, luego de realizar un análisis del sector”, agrega Dupuy.


EL OTRO DICTAMEN


En contraparte, la congresista Adriana Tudela presentó otro proyecto de ley que reconoce la independencia de los repartidores conductores, y les otorga protección social, aunque no sean trabajadores. “El proyecto de ley de la congresista Tudela recoge una ley similar aprobada hace poco en Chile. Este es el dictamen que debió aprobarse, porque propone beneficios mínimos y temas relacionados con acceso a pensión, seguridad social, acceso a seguros de accidentes. Mantiene sostenible el modelo de operación de las plataformas digitales, lo que haría que los conductores y repartidores puedan seguir generando ingresos”, puntualiza Dupuy.

Comments


bottom of page