top of page

Gerente regional de educación de Loreto da su descargo a acusaciones de corrupción

Profesora Linda Angulo señala que funcionario que la acusó tiene intereses personales y que los requerimientos denunciados como irregulares salieron de su propio despacho.


Escribe: Augusto Padilla

Luis Reátegui director de Gestión Pedagógica de la GREL. I LVU


La gerente regional de educación Linda Angulo Bartra, negó los hechos denunciados por el director de Gestión Pedagógica de la GREL, Luis Reátegui, y afirmó que el funcionario posee intereses personales producto de una sanción administrativa en su contra.


La autoridad del sector educación señaló que el director de Gestión Pedagógica fue quien firmó los requerimientos de servicio que luego denunció como irregulares. Asimismo, negó que alguno haya salido de su despacho como gerente. “El profesor Reátegui es una persona con experiencia en gestión pública, no es un niño a quien se le pueda obligar o engañar para firmar”, declaró.


Además, cuestionó que el funcionario se haya tardado tantos meses en revelar estos presuntos actos irregulares a los medios de comunicación, por lo que vinculó sus acciones con su reciente suspensión por 12 meses como sanción administrativa por hostigamiento y acoso laboral.


Por último, afirmó que se brindará toda la documentación y facilidades para las investigaciones que puedan surgir a raíz de las denuncias de Reátegui. Por otro lado, afirmó que se tomarán medidas legales contra el funcionario por sus declaraciones, que dejan mal parada a la institución y su persona. “Tendrá que demostrar lo que dijo con documentos”, concluyó.


Versiones contrarias


Sin embargo, el profesor Luis Reátegui afirma que no se dispuso a firmar dichos documentos y que su suspensión presenta claros tintes arbitrarios, con la finalidad de poner a otro funcionario en su lugar con conductas más afines a los más altos niveles de la entidad y el mismo GORE Loreto.


De acuerdo al funcionario, todo empezó por una suspensión de tres meses producto de un proceso administrativo. Sin embargo, señala que de los tres responsables, solo a su persona se le aplicó la sanción correspondiente inicialmente, y no fue sino hasta que reclamó este detalle que inició la sanción a los otros funcionarios. “Para este caso en particular reconozco que pudo ser un error mío firmar confiando en la gente de abastecimiento, pero no cometí ningún delito”, declaró.


Asimismo, Reátegui aseguró que una vez que volvió a ejercer el cargo, le notificaron la apertura de un nuevo proceso, esta vez por hostigamiento y acoso laboral, por el cual le aplican una suspensión de 12 meses.


"En abril 2021 me fui a visitar al CREBE (Centro de Recursos de Educación Básica Especial), donde vimos a una persona trabajando en el lugar que no era un trabajador de la GREL y dije que el señor no debía estar ahí, pero durante todo el año el personal de puerta del CREBE me comentaba que el señor seguía entrando. Eso lo sabía la directora Linda Angulo, pero me decía ‘déjale’. Ahora utilizan esa situación para acusarme de hostigamiento laboral", concluyó.

Comentários


bottom of page